UCB - SEPTIEMBRE  - La U.C.B. acoge la Cruz de la Evangelización, símbolo del V Congreso Americano Misionero








La U.C.B. acoge la Cruz de la Evangelización, símbolo del V Congreso Americano Misionero

La comunidad de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo” acogió este lunes, con la celebración de una Misa, a la Cruz de la Evangelización, símbolo del V Congreso Americano Misionero, que se realizará del 10 al 15 de julio de 2018 en la ciudad de Santa Cruz.

El padre Antonio Delgado Sánchez, Director del Departamento de Pastoral Universitaria, recordó que la Cruz fue bendecida en 2015 por el Papa Francisco, durante su visita al país, y fue el mismo Pontífice que este año aseguró que “la salvación sólo viene de la Cruz, pero de esta Cruz que es Dios hecho carne. No hay salvación en las ideas, no hay salvación en la buena voluntad, en el deseo de ser buenos… No. La única salvación está en Cristo crucificado, porque sólo Él, como significaba la serpiente de bronce, ha sido capaz de tomar todo el veneno del pecado y nos ha curado allí”.

El Rector Nacional de la U.C.B., Marco Antonio Fernández Calderón, asistió a la Misa junto a otras autoridades nacionales y regionales, además de la comunidad universitaria. El padre Antonio bendijo las réplicas de la Cruz de la Evangelización y luego las puso a disposición de la comunidad.

La Cruz de la Evangelización, que está hecha de madera, tiene 271 metros de altura y 150 de ancho. Sus réplicas son llevadas a todas las jurisdicciones eclesiales en el país, como una forma de preparación rumbo al V Congreso. Parte de la preparación, también es acoger con alegría la Cruz misionera con las reliquias de la beata Madre Ignacia Nazaria.

El padre Antonio explicó que la Cruz Misionera, construida por artesanos en la Chuiquitanía, expresa la redención y el triunfo de Jesucristo sobre el mal; el monograma IHS, “Jesús hombre salvador” en latín; los clavos testimonian el martirio de Cristo en la Cruz; las flores acentúan la vida nueva que brota de la Cruz gloriosa de Cristo; la espiral ascendente, el crecimiento de la misión que arranca de la Cruz y testimonia la entrega del misionero dispuesto a dar la vida como la dio Cristo; y, la reliquia, cofre que contiene un cabello del mechón de la Bienaventurada Nazaria Ignacia.

El Director de la Pastoral Universitaria, que concelebró la Eucaristía con el padre Alfonso Velásquez, dijo que de acuerdo con un santo “la Cruz es áspera por fuera, ruda; pero por dentro es caña de azúcar”. En esa línea reflexionó sobre la importancia de la Cruz en la cotidianidad y propuso ver a Cristo Crucificado: ¿Cómo llevo yo la cruz? ¿Cómo un recuerdo? ¿Sólo como un símbolo de pertenencia a un grupo religioso? ¿Cómo ornamento? ¿Cómo una joya, con tantas piedras preciosas, de oro…? Cuando se hace el signo de la cruz, ¿soy consciente de lo que hago? ¿Cómo llevo yo la cruz?  ¿He aprendido a llevarla sobre los hombros, donde duele?
 
Invitó a la comunidad universitaria a pensar en la dimensión de la Cruz, de la entrega de la vida por los demás, sin protagonismo, pero como dice el Papa: “cargar con los pecados de los demás, porque Cristo se hizo pecado para salvarnos y eso es una gracia grande y nos hará entender la dulzura de la Cruz”.

Por último, dijo, “si somos capaces de llevar nuestra cruz, la de nuestro prójimo, con ese respeto, con esa dignidad y con ese amor, podremos decir tu Cruz, Señor, adoramos porque en la adoración de la Cruz está la adoración del prójimo”.

U.C.B. / La Paz / 4-08-17