Arzobispo de La Paz a universitarios recién graduados: escuchen, sirvan, muestren, sufran y oren

En su homilía dirigida a los jóvenes graduados de la Universidad Católica Boliviana de la sede La Paz, el Arzobispo de La Paz, Mons. Percy Galván, hizo un llamado a seguir el ejemplo de María con cinco actitudes que marcan la forma de vida de un auténtico cristiano formado con los valores de una universidad católica.

Aprender de Maria a escuchar, es la clave para construir comunidad: “hace mucha falta escuchar al estilo de Maria y para escuchar es necesario hacer silencio”, dijo el Arzobispo.

En esa línea refirió que hay ruidos exteriores que se pueden controlar, pero hay ruidos interiores que son inútiles y banales que no dejan escuchar a Dios ni comprender su voluntad.

Aprender de Maria a servir. Sino vivimos para servir no servimos para vivir; pero no cualquier servicio, sino de un servicio desinteresado que lo entrega todo apasionadamente y amorosamente.

“Debemos inyectar este estilo de servicio en nuestros estudiantes, nuestros futuros profesionales que se forman en esta casa que bajo el nombre de católicos deben testimoniar el valor de este servicio”, refirió.

Aprender de Maria a mostrar.  Los docentes de la U.C.B. tienen que ser capaces de mostrar no solo con palabras sino el ejemplo de vida la importancia de Jesús en la vida: “Si Cristo no está en sus vidas, si existe la ausencia de la semilla de los valores de la vida cristiana, es fácil ser profesionales que caen en la corrupción, que caen en el vicio porque solo se sustentan en algunos miserables valores, solo se sustentan en el mismo hombre”, señaló Mons. Galván.

Aprender de Maria el sufrimiento. Estar al pie de la cruz y no eludir el sufrimiento buscando algo falso, no hay vida sin dolor, pero al mismo tiempo no al victimismo. Se debe aprender a llevar la cruz para forjar el carácter, “tenemos que tener las armas para saber sufrir”, dijo.

Aprender de Maria a orar. Orar sin descansar hablar con Dios: “Yo siempre afirmo que solo en la oración se conoce a Jesús, se lo aprende a amar y a imitar, la fe no entra por gravedad sino con esfuerzo o sacrificio, la oración va garantizar que el Espíritu Santo anime toda nuestra vida y acción y esto será para aportar a la excelencia de la educación.

https://www.youtube.com/watch?v=1XdL-ijz5sM&feature=emb_logo

Facebook
YouTube
LinkedIn
Instagram