Así se vivió la graduación virtual de los nuevos profesionales de la UCB sede La Paz

Los más de cien graduados que participaron de la ceremonia virtual de colación de grado 2020 vivieron momentos importantes la noche de este jueves 8 de octubre. Uno de ellos fue al momento de la juramenta profesional donde se observó a cada uno de ellos levantar la mano derecha frente a la cámara de sus computadoras con gestos de alegría y emoción.

En una ceremonia virtual sin precedentes en la regional la Paz, la Universidad Católica Boliviana llevó adelante el acto de colación de la gestión 2020 donde más de cien estudiantes de las diferentes áreas de formación se graduaron con la presencia de las autoridades nacionales, regionales, decanos y directores de carrera.

Pablo Bedoya Sáenz, presidente del Banco Nacional de Bolivia, fue el invitado de honor en el acto para dirigir un mensaje a los nuevos profesionales.

“Hoy se gradúan y lo hacen durante el tiempo de la restructuración del tiempo y la ciencia, están terminando la carrera cuando se espera mucho más de ustedes, han tenido existo porque ustedes han decidido tenerlo (…) la educación que recibieron es el salvoconducto para iniciar el camino de sus vidas y son libres para trasformar su mundo”, dijo.

Luego de compartir sus experiencias como profesional en la carrera de las finanzas recordó a sus mentores y compañeros de trabajo y resaltó que a lo largo de su carrera profesional y la historia institucional del banco las contrariedades y vicisitudes son pasajeras y tienden a solucionarse. Transitar por el camino del progreso es posible en la medida de contar con una sociedad sana, pujante, emprendedora y magnánima.

En esa línea, el ejecutivo Pablo Bedoya, refirió algunos puntos importantes para generar éxito en la carrera profesional sea cual sea el área de desarrollo: actuar inmediatamente ante una amenaza o nueva realidad, empoderarse de las acciones, trabajar en equipo, priorizar las soluciones sin hacer todo a la vez, el margen de error está permitido tratando que sea lo más bajo posible por ello meditar las soluciones es importante.

“El éxito hoy en día está definido en cómo somos como seres humanos y luego como profesionales, personalmente creo que es contar con una familia sólida y solidaria, desarrollar la visión de un mismo viviendo en plenitud, tener valores que sirvan como referencia y tratar cada día de ser mejor, tener un trabajo que valoro y pertenecer a un equipo de trabajo altamente competitivo, tener salud y tener fe en Dios”, aseveró.

Finalizando su mensaje, Pablo Bedoya aseguró que luego de la experiencia de la pandemia que vivió el mundo, permite tener un halo de optimismo que poco a poco se ira acomodando en el nuevo tablero humanitario: tener la capacidad de aceptar el cambio e imaginar el provenir, ser más resilientes y cuidar la salud colectiva, valorar más a la familia y amigos y la calidad de tiempo que pasemos con ellos, ser más equilibrado con las aspiraciones económicas, más tolerantes y cuidar más lo que  tenemos; el trabajo, la salud, la educación, la familia y la fe.

Concluida esta intervención se procedió a la presentación de los 113 graduados que participaron de la ceremonia virtual.

Luego el Rector Nacional, Marco Antonio Fernández Calderón, expresó su saludo y mensaje a los flamantes graduados.

Iniciando su saludo refirió el contexto particular que vive la sociedad con sensaciones de confusión y desconcierto, pero también se reconoce que esta situación ha puesto un freno a la vertiginosidad de la vida muchas veces superficial a la cual nos habíamos acostumbrado.

“En esta coyuntura especial en la que muchos seres humanos sienten que hay que replantearse los objetivos de vida que se persiguen, coincide en que ustedes queridos graduados empiezan otra etapa de su vida y todos requerimos elementos para que la reflexión nos permita enfrentar los nuevos rumbos”, dijo.

Continuando su mensaje, se refirió la reciente encíclica del Papa Francisco, “Fratelli Tutti”, el titulo anima a todos a reconocerse como hermanos y hermanas y así vivir en la casa común que Dios ha confiado al ser humano.

El primer párrafo de esta encíclica afirma: “Fratelli Tutti”, escribe San Francisco de Asís para dirigirse a todos los hermanos y hermanas y proponerles una forma de vida con sabor a evangelio. De esos consejos quiero destacar uno donde invita a un amor que va más allá de las barreras de la geografía y del espacio. Allí declara feliz a quien ame al otro «tanto a su hermano cuando está lejos de él como cuando está junto a él» Con estas pocas y sencillas palabras expresó lo esencial de una fraternidad abierta, que permite reconocer, valorar y amar a cada persona más allá de la cercanía física, más allá del lugar del universo donde haya nacido o donde habite.

Destacando las características del documento de enorme actualidad, continuó citando otro párrafo del documento:

El mundo avanzaba de manera implacable hacia una economía que utilizando los avances tecnológicos, procuraba reducir los costos humanos y alguno pretendía hacernos creer que bastaba la libertad de mercado para que todo estuviera asegurado, pero el golpe duro e inesperado de esta pandemia fuera de control, obligo por la fuerza a volver a pensar en los seres humanos, en todos más que en el beneficio de algunos.
Hoy, podemos reconocer que nos hemos alimentado con sueños de esplendor y grandeza y hemos terminado comiendo distracción, encierro y soledad.

Nos hemos empachado de conexiones y hemos perdido el sabor de la fraternidad, hemos buscado el resultado rápido y seguro y nos vemos abrumado por la impaciencia y la ansiedad. Presos de la virtualidad hemos perdido el gusto y el sabor de la realidad.

El dolor y la incertidumbre, el temor y la conciencia de los propios límites que despertó la pandemia hace repensar el llamado a los estilos de vida, la organización de nuestra sociedad y sobre todo el sentido de nuestra existencia.

Finalizando su intervención, el Rector Nacional dijo a los flamantes graduados: “Queridos graduados, no podían tener un mejor regalo en este momento tan especial de su vida y del propio momento histórico que todos vivimos para encontrar esas repuestas que tanto anhelamos en este momento. Depende de cada uno de ustedes para que con la formación, disciplina, estudio y capacidad de discernimiento que han adquirido lean esta hermosa encíclica Fratelli Tutti”.

Facebook
YouTube
LinkedIn
Instagram