La religiosa dominica Senaida Portillo fue posesionada como mediador universitario en la Regional Tarija

Senaida Portillo Villalba, es religiosa dominica con un master en Educación Superior y varios años ejerciendo la docencia en la Universidad Católica Boliviana Regional Tarija.

En el acto de posesión, José Loaiza, Rector Regional de la UCB Tarija, manifestó su satisfacción por el inicio de esta unidad en esta regional y refiriéndose a la mediador universitario dijo: “la persona que ejerce el cargo, es una persona que conoce mucho de la universidad, la hermana Senaida a quien se le da la bienvenida en un nuevo desafío, otro reto como profesional, como persona y estamos seguros que su trabajo va ser realizado con profesionalismo y profesionalidad como la caracteriza”, dijo.

En esa línea remarcó que el trabajo de mediación se centra en promover una convivencia en paz y por ello solicitó a todos los miembros de la regional brindar todo el apoyo para que el trabajo que se realice desde este cargo, sea en beneficio de todos y cada uno de los miembros de la universidad.

En seguida el  Rector Nacional, Marco Antonio Fernández Calderón, refirió que la gestación de esta nueva posición en la Universidad Católica Boliviana, corresponde a todo un análisis que se realizó en el seno de la Junta Directiva observando experiencias existentes en diferentes universidades del mundo, con el objeto de promover un espíritu de convivencia en paz pero también acudiendo y resolviendo los problemas que se presenten en la comunidad universitaria y también analizando el tema de la unidad, la fraternidad, la verdad y de la resolución de la mejor manera de los problemas que se presenten.

“El mediador universitario es un tema que interesa particularmente a la universidad por su propia identidad y su misión fundamental que es velar por una adecuada convivencia de todas las personas que conforman la UCB, esta convivencia además está fundada en el cumplimiento de los derechos y las obligaciones que emanan de los valores del evangelio, de nuestros estatutos y reglamentos y de los documentos que conforman el magisterio de la iglesia”, refirió.

 

Continuando su intervención hizo referencia a las funciones del mediador que son de recibir de forma confidencial quejas inquietudes y preguntas sobre supuestos actos, omisiones, incorreciones o problemas, escuchar y ofrecer opciones facilitar resoluciones y examinar estos asuntos de manera independiente e imparcial. Estar dispuesto a mediar en conflictos entre la comunidad universitaria y como consecuencia del conocimiento de las situaciones producidas, proponer soluciones a las situaciones que han dado origen a ese conflicto.

Asimismo, refirió que las actuaciones que tenga -en este caso la mediador universitario de la regional Tarija-,  le corresponde realizar tareas dirigidas a mejorar el quehacer universitario en general pero particularmente en lo referido a la convivencia y al propio clima organizacional.

Se remarcó que toda actuación no está sometida al mandato de ninguna instancia de la UCB y solo responde y depende del Obispo de Tarija; esto con el objeto de darle toda la autonomía y posibilidad de que ejerza sin ningún tipo de presión las importantes labores para cuidar la comunidad y el espíritu de unidad en la universidad.

Finalizando su intervención, el Rector Nacional manifestó el total apoyo a la mediador universitario Hermana Senadia, pidiendo se sienta con toda la confianza en el espíritu cristiano de todos los que buscan contribuir al plan que el Señor tuvo cuando creo la tierra y creo al ser humano: “que nosotros podamos revivir y vivir intensamente los valores del evangelio y de esa manera poder construir un orden temporal querido por Dios y bajo la bendición de la Virgen”, finalizó.

A continuación, el obispo de Tarija, Monseñor Jorge Saldías, a tiempo de posesionar a la mediador universitario, destacó la capacidad profesional de la religiosa. “La hermana Senaida es muy querida por la comunidad universitaria, es firme, es clara en su criterio y pensamiento y estoy seguro que va a continuar ayudando en esta tarea que se le encomienda de mediador universitario para que la comunidad universitaria vaya caminando y si encuentra dificultades se puedan resolver de la mejor manera posible”.

 

A su turno, la Hermana Senaida Portillo, dijo que la misión encomendada es un desafío y experiencia nueva en su vida como consagrada y por ello da gracias a Dios y a las autoridades de la universidad por la confianza depositada: “estoy segura y muy consiente que voy a lograr el objetivo que refiere el nombramiento, mi rol de mediador es poder ayudar de cerca con absoluta reserva en todos los tipos de conflictos y poder lograr juntos una resolución favorable para todos y de la mejor manera promoviendo una cultura de paz, de dialogo, de respeto, de participación, de buena convivencia, de manera que  nuestra casa de estudios sea un lugar de acogida, de encuentro, un lugar donde todos nos sintamos parte de una familia”, refirió.

Facebook
YouTube
LinkedIn
Instagram