SALUDO EN EL LANZAMIENTO DEL NUEVO MODELO INSTITUCIONAL 15.09.2023

La formación integral desde el humanismo cristiano, como signo de identidad institucional

Tenemos un modelo institucional, gracias a todo un trabajo de equipo liderado por la Vicerrectora Académica, la Dra. Mónica Daza, a todo el equipo académico del vicerrectorado, al trabajo realizado por los directores académicos de las cuatro sedes, a los rectores y a todos los que han participado en su elaboración, que han sido muchos y han trabajado muy bien. Gracias a todos y felicidades a toda la Universidad Católica Boliviana.

En este modelo institucional, junto a la formación profesional de calidad y excelencia académica, la universidad tiene como signo de identidad la formación integral desde el humanismo cristiano. Está centrado en los estudiantes y docentes; como simbiosis de esa formación integral.

Este modelo institucional propuesto tiene como centro el humanismo cristiano.

La U.C.B. busca formar agentes de cambio que deseen vivir en comunidad, caminando juntos, acompañándonos en el maravilloso viaje que es la vida, en sinodalidad.

Una seña de identidad que diferencia la formación de la Universidad Católica de otras, es la formación de personas que saben pensar, han aprendido a interpretar el mundo en el que vivimos, con algo mas que formación puramente técnica, con la formación de intelectuales que saben tomar decisiones éticas adecuadas, a nuestro ser seres humanos, en un mundo complejo como el que vivimos. Esto está recogido en nuestro nuevo modelo.

Para lograr esto, en la universidad se van a fomentar, desde el modelo propuesto, diferentes ámbitos, que se constituyen en signos de identidad institu­cional, así:

La formación humana-cristiana desde las asignaturas de Formación Humano Cristiana (FHC) y las nuevas de humanismo cristiano.

De acuerdo con los Estatutos de nuestra universidad concordantes con el Dere­cho Canónico, en cada Sede Académica “existe una Dirección de Pastoral de Sede, que tiene bajo su responsabilidad organizar el servicio de for­mación cristiana y la programación de asignaturas religiosas obligatorias en toda la Sede, velando por la identidad católica”, y asimismo, se señala que en las Sedes en las que “existan Carreras o Facultades de Teología o de Ciencias Religiosas, serán éstas las encargadas de brindar el servicio de las asignaturas religiosas o pastorales coordinando con el Director de Pastoral”.

Direcciones de pastoral y Facultad de Teología, con sus centros teológicos afiliados, deben trabajar unidos para lograr que las asignaturas de formación humano cristiana se concreten según los diversos saberes de las facultades y/o programas académicos, velando pro la formación e idoneidad de los docentes de estas materias para que lleguen a ser útiles para los estudiantes.

Junto a estas materias de formación humano cristiana van a implementarse nuevas materias de formación humanista, para las que no será fácil lograr docentes con formación idónea,  que ayuden a formar verdaderos profesionales con capacidad de pensar:

  • La ética profesional, iluminada por los principios de la Iglesia Católica.
  • La epistemología o gnoseología, que nos ayuda en la búsqueda de la verdad completa, bajo el méto­do de diálogo permanente entre fe, ciencia y culturas.
  • La historia del pensamiento, desde los diferentes saberes.
  • El Derecho Canónico y Eclesial en las facultades o carreras de Derecho.
  • Diversos talleres, seminarios, actividades humanistas que logren forma­ción integral.

Estas materias se van a implementar en un proceso que nos exigirá mucho, pero no será ni violento, ni todo a la vez, ni deben suponer un aumento del costo de nuestras carreras.

La investigación humanista cristiana

Fomentar una investigación humanista cristiana que dé primacía a la ética sobre la técnica, a la persona sobre las cosas, a la superioridad del espíritu sobre la materia, a la transcendencia de Dios sobre la persona y a la persona sobre el mundo.

Esta obliga a que la universidad priorice y fomente la creación, en las diferen­tes Sedes, de grupos de Investigación y centros de investigación que culminen en un plazo prudencial en un instituto de investigación humanista cristiano, siguiendo las normas estatutarias y los reglamentos.

La formación humana y cristiana desde el servicio social, como universidad en salida

Nuestra universidad, poniendo en práctica el nuevo modelo institucional, en todas las Sedes y las UPPAE´S, promoverá un servicio social que ayude a descubrir la alteridad y la persona. Incluso voluntariado entre sedes, servicio a las UPPAE’S. Entre nosotros mismos hay trabajos que resultarían utilísimos para la formación de nuestros estudiantes.

Esta será puesta en acti­vidades de voluntariado a las que obligatoriamente deberán participar los estu­diantes y docentes como parte del proceso enseñanza – aprendizaje y como re­quisito de graduación.

Facilitará lugares de encuentro, comunicación y diálogo que fomenten la rela­ción docentes y estudiantes, que es el centro de la comunidad universitaria, y que sirvan de aporte de esa comunidad al contexto y que logre la sensibilización social, el respeto a las culturas y el contacto con la realidad de los más necesita­dos.

Poniéndonos a trabajar todos en esta línea lograremos una universidad que, desde su identidad cristiana, desde su diferencia, será al mismo tiempo competitiva, porque hoy en un mundo en crisis, el mejor servicio a la humanidad es formar personas de calidad humana y cristiana.

El modelo institucional nos da el fin, la línea a seguir para empujar todos en la misma dirección y no ir tirando cada uno en direcciones opuestas.

Y, además, es el plan que hemos construido juntos y que debemos ahora lograr sea realidad entre todos juntos. A eso los animo con la bendición del Señor.

 

Gracias y que Dios bendiga nuestro trabajo.

 

P. José Fuentes Cano
Rector Nacional
Universidad Católica Boliviana “San Pablo”

 

 

PALABRAS DE CIERRE EN EL ACTO DE PRESENTACIÓN DEL MODELO INSTITUCIONAL. 15-9-2023

 

En las diferentes presentaciones que hemos escuchado hoy podemos ver la importancia de contar con un modelo institucional: académico y educativo y la gran participación que ha habido en la elaboración de nuestro nuevo modelo.

Gracias a todos los que han participado en la elaboración aportando su gran profesionalidad.

Contamos ahora con una línea, una dirección, un hacia donde encaminarnos todos. Pero ahora toca lo más difícil tal vez: trabajar para llegar a la meta y hacerlo todos unidos.

La línea de trabajo está marcada: la identidad católica, más reforzada ahora a partir del reconocimiento que la Santa Sede ha tenido a bien dispensar a la Universidad Católica.

Hay que trabajar para que nuestros docentes tengan las herramientas pedagógicas necesarias para afrontar los desafíos nuevos en el campo educativo que tiene la universidad en este nuevo tiempo.

Necesitamos crecer en identidad católica que no es otra cosa que entusiasmarnos por transmitir hoy la alegría y la frescura del Evangelio en el ámbito de nuestras aulas y nuestra organización administrativa.

Tenemos mucho trabajo que hacer, pero se también que hay en la mayoría las ganas y el entusiasmo para hacerlo.

Que el Señor Jesús, modelo de ser humano pleno, nos ilumine con su Espíritu y nos acompañe en la tarea para ser fieles a la misión que la Iglesia nos pide hoy a los educadores universitarios.

Gracias por el modelo, por la presentación y me gustaría transmitirles ánimo y entusiasmo para llevarlo a la práctica.

Dios les bendiga a todos.

 

P. José Fuentes Cano
Rector Nacional
Universidad Católica Boliviana “San Pablo”

Facebook
YouTube
LinkedIn
Instagram