POSESION DE VICERRECTORA ACADEMINA NACIONAL

Posesión y presentación ante la comunidad de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo” del equipo de responsables.

Rostros nuevos, para una nueva época.

El día 25 de octubre en Sede La Paz, Mónica Daza Ondarza Salamanca, fue posesionada como Vicerrectora Académica Nacional, además se presentó a Cecilia Reyes Soria Galvarro como Administradora Nacional, Susan Lourdes Leliss Santillan Butron como Administradora Nacional de Gestión Académica y José Javier Prudencio Muñoz como Administrador Nacional de Investigación de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo”.

El evento conto con la participación de los Rectores de Sede, con el Secretario General Nacional Dr. Sergio Delgadillo Urquidi, también con la de Mons. Oscar Aparicio Céspedes, Arzobispo de Cochabamba y Gran Canciller de la UCB, quien se conectó en forma virtual, saludando a los presentes y orando por los nuevos responsables de la Universidad.

La Vicerrectora Académica Nacional Mónica Daza Ondarza Salamanca, al inicio de su discurso, pedía que el Señor le de sus dones: Sabiduría para poder obrar en el servicio, con coherencia al estilo de Cristo. Entendimiento, para poder cambiar lo que se tenga que cambiar y Resignación para aceptar lo que no se puede cambiar. Consejo para tener una escucha atenta, para construir una verdadera universidad en salida. Ciencia para lograr la excelencia que nos demanda la Iglesia y la sociedad. Temor de Dios, para que dejemos de lado el cumplimiento indiferente, abrazando y contagiando la mística católica, que tiene que ser el nuevo estilo de la universidad. Fortaleza para vencer los temores y las dificultades y Piedad, para buscar la misericordia de Dios.

Además, la autoridad nacional refirió que la Universidad tiene hasta la fecha 91 carreras, con proyección de que al año siguiente se llegue a contar con 100 carreras y que en números de estudiantes se cuenta a nivel pre grado con 14.000 estudiantes y acaban de unirse 3.000 más, hasta finales de este diciembre, sumando los alumnos de las UPPAE’s, se llegaría a tener 18.000 estudiantes dentro el Sistema Académico.

Terminó señalando, que el año pasado la Asamblea de Obispos aprobó los Estatutos de la Universidad y encomendó poner en vigencia la nueva estructura organizativa, cuya misión central es que siempre se deba buscar la verdad, para el bien de la humanidad y cuya visión es de Universidad Católica, única, con excelencia de calidad académica, con estándares nacionales, con proyección internacional. Todo esto, solo en unidad se puede lograr y a través de la fe y el conocimiento, el diálogo ciencia y fe, que nos acercará a la búsqueda de la verdad, como unidad y no con individualismo.

El Rector Nacional en su alocución mencionaba, felicitó a los nuevos responsables de la universidad, remarcando que constituyen un rostro nuevo, para una nueva época. Se dirigió a ellos recordándoles que los cargos no deben ser ejercidos de forma autoritaria, sino que las autoridades deben ser servidores que escuchan, posibilitan procesos, siendo sensibles con las necesidades de los docentes, estudiantes y personal administrativo, buscando siempre la agilidad de los procesos, la eficiencia del trabajo y el mayor bien de todos.

Y dirigiéndose a la autoridad nacional, recién posesionada y a los administradores generales presentados, les refirió: “la autoridad que se les da hoy en la comunidad universitaria no es para su provecho, ni para su grandeza, sino para lograr que la universidad cumpla mejor sus fines educativos, que nuestros administrativos trabajen con eficiencia y nuestros docentes encuentren condiciones óptimas y participación real en el desarrollo de su misión educativa”. Exhortó a las autoridades a ser cercanos a las personas, siendo quienes puedan estar siempre a la escucha de los demás, aceptando consejos. Pidiendo que el trabajo se lo realice en equipo y no individualmente, manteniendo el espíritu fraterno y con un diálogo constante.

En relación al tema del servicio hizo alusión a Jesús cuando, dirigiéndose a sus discípulos les dijo: “cuando seas invitado, ve y siéntate en el último lugar” (Lc. 14,10).

Finalizó su intervención recordando la importancia de que cada uno de los trabajadores de la U.C.B. esté convencido de que su trabajo colabora a la transformación no solo de la Universidad sino del país mismo y de que el trabajo que se realiza es para formar ciudadanos para una nueva sociedad.

 

Facebook
YouTube
LinkedIn
Instagram