Premiación docente del concurso Buenas Prácticas de la U.C.B.

En la segunda versión del concurso “Buenas Prácticas Pedagógicas” organizada por el Vicerrectorado Académico Nacional, participaron 35 docentes de las cuatro sedes regionales siendo la ganadora la experiencia pedagógica “Los Jucumaris de Tariquía”, a cargo de la docente de la carrera de Diseño Gráfico y Comunicación Visual de la Universidad Católica Boliviana Regional Tarija, Camila Rojas Cuevas.

En el acto de premiación, realizado de manera virtual, el Rector Nacional, Marco Antonio Fernández Calderón, destacó que estas prácticas ameritan ser trasmitidas a otros docentes, que podrán aplicarlas en provecho del aprendizaje.

En su mensaje la máxima autoridad académica remarcaba que la formación pedagógica es vital de la misma forma que lo es el abordaje disciplinar, teniendo ambos elementos el fenómeno de la calidad académica se consolida.

“La didáctica y la pedagogía, es un indicador importante para la Universidad Católica Boliviana, a partir del aporte que se ha realizado en las regionales y la capacidad demostrada las diferentes áreas para cumplir este desafío en el ámbito de la formación y actualización de los docentes”, refirió.

Continuó su alocución destacando que son los docentes en base a su empeño y curiosidad profesional los que responden a la vocación que implica el arte de enseñar y aprender logrando adquirir y desarrollar prácticas que ameritan ser trasmitidas a otros docentes.

“Hubo toda una evolución que nos alegra que haya pasado en la universidad. De alguna manera se ha institucionalizado el tener metas y actividades muy concisas cada año y en cada regional, apuntalando a que nuestros docentes se tienen que actualizar no solamente en la parte disciplinar, sino en la parte didáctica y pedagógica”, dijo.

A su turno el Vicerrector Académico Nacional, Marcelo Vera Bacarreza, refirió la implicancia de las buenas prácticas para la educación superior.

Señaló que las buenas prácticas, son dos palabras interesantes y activas que hace referencia a aquellas experiencias que se guían por principios, objetivos y procedimientos propios o también por pautas aconsejables que se adecuan a normativas determinadas o a una serie de parámetros consensuados.

“La buenas practicas permiten aprender de las experiencias o aprendizajes de otros en general, se utilizan no solo para acoger buenos resultados en una gestión y puesta en marcha en circuitos o procedimientos sino también en la búsqueda y satisfacción de las necesidades de las personas y la superación de las problemáticas que puedan existir en un contexto social”, dijo.

En esa línea refirió que las buenas prácticas también Implica promover contactos más intensos entre estudiantes y profesores desarrollando la reciprocidad y cooperación entre los propios alumnos, fomentando el aprendizaje activo y respetando los diversos talentos y formas de aprender.

A su turno, la Coordinadora Nacional de Desarrollo Cultural, Daniela Dávila, explicó que el premio pretende reconocer a los docentes que, con total desprendimiento y sin ningún interés particular, entregan sus vidas para poder formar a las nuevas generaciones. “Quiero agradecer a cada docente que participó, que dedicó su tiempo, sus esfuerzos para poder ordenar y fundamentar su experiencia y ponerla a consideración de la comunidad universitaria. Ahora sus buenas prácticas servirán como fuente de inspiración y motivación para que otros colegas se animen a innovar, sistematizar y compartir sus experiencias”, mencionó la coordinadora.

La docente premiada, felicitó la iniciativa de la UCB y destacó que estas actividades fortalecen e incentivan a los docentes a seguir formándose en la enseñanza.

Camila Rojas, explicó que la experiencia los Jucumaris de Tariquía ha sido un proyecto que empezó con 10 estudiantes de taller de diseño gráfico. La experiencia tenía como objetivo principal que los estudiantes pongan en práctica lo aprendido en la materia, pero considerando una problemática de la sociedad. Ello incentivo a los estudiantes a investigar sobre las problemáticas sociales existentes. “Este proyecto que empezó en una clase, trascendió más allá de las puertas de la universidad y se ha convertido en un referente de la lucha medio ambiental en Tarija. Actualmente los estudiantes de la UCB continúan colaborando con jóvenes de otras universidades y comunarios de la reserva de Tariquia”, explicó.

Facebook
YouTube
LinkedIn
Instagram